viernes, 31 de diciembre de 2010

Adiós al 2010 y... ¡Feliz 2011!

Se acaba el 2010. La verdad es que este año no ha sido muy bueno para la humanidad. Como todos los anteriores, hemos perdido la oportunidad de acabar con el hambre, el dolor, las enfermedades, la injusticia y el sufrimiento en el mundo. Sólo por eso ya podríamos renegar de él.

Comenzó con desastres naturales que acabaron con cientos de miles de vidas en Haiti, aunque nos parezca que fue hace años, y en las últimas semanas la pesadilla de la muerte, en este caso en forma de epidemias, ha regresado al sufrido país caribeño.

Sin embargo, si el "mundo acomodado", y sobre todo nuestro país, va a recordar este 2010, será por la crisis, que ha disparado el número de parados y por tanto los dramas humanos que no ocupan portadas pero que hacen que los inocentes derramen lágrimas de impotencia y estallen en aullidos de rabia. Los cómplices de la crisis, los de siempre: banqueros, políticos, grandes empresarios multimillonarios y todos aquellos que esperan medrar a la sombra de éstos. Las víctimas, también los habituales: los ciudadanos. Los medios de comunicación han vuelto a cumplir con su cometido ocultando información, desviando la atención, tergiversando la verdad, creando cizaña entre las víctimas del abuso de poder y ofreciendo sabrosa mierda a una masa adormecida, cada vez más analfabeta y autocomplaciente para que los de siempre sigan campando a sus anchas y viviendo como dios (dios del que algunos niegan su existencia pero bien que les gusta vivir y actuar como si fuesen él... o ella, no se me enfaden las papanatas y papanatos feminifascistas).

En España se ha perdido una nueva oportunidad de afrontar el gran problema de nuestra sociedad: la educación. Además, el gobierno sigue en manos de un autoconvencido mesías laico, con todo su santoral de cínicos palmeros y palmeras, demostrando que la realidad es algo que se puede disfrazar al antojo e interés del poder, que en España hay más tontos que botellines y que lo malo no es que cualquier inepto pueda llegar a tener las más altas cotas de responsabilidad, sino que puede mantenerse ahí. El titular del editorial político del año sería: "¿cinismo o locura?".

Las frases del año para mí han sido, sin duda, dos que reflejan muy a las claras la situación actual, tomadas de dos de mis articulistas de referencia, David Gistau y el sinpar Pérez-Reverte: "Gobernar es el arte de señalar a quién hay que odiar" y "A veces me pregunto cuál es la frontera entre un analfabeto y un sinvergüenza".

Mientras, la injusticia crece y la estupidez del poder se pone al servicio de los desalmados: tras un año de crímenes horrendos, sibilinamente y sin hacer mucho ruido se resliza una reforma del código penal que saca a cientos de delincuentes de las cárceles y suaviza la mayoría de las penas(recuerdo que alguien dijo que "no hay que legislar en caliente", claro, para poder perpetrar esas leyes inmorales, torticeras e injustas que llevan años aprobando; en este último caso, ¿será un agónico recurso del gobierno para sacar votos de algún sitio, aunque sea de los delincuentes condenados y excarcelados?... hablo de forma irónica, puesto que no se podría uno imaginar que la perversión a la que se han abandonado los que nos gobiernan llegase a tanto, ¿verdad? ¿verdad?... ¿verdad?). Ah, y se condena a la cárcel a unos Guardias Civiles por insultar y pegar (lo de utilizar el término "torturar" se me antoja una acrobacia dialéctica demasiado complicada a no ser que se ande muy escaso de vergüenza) a unos terroristas que pusieron una bomba en un aeropuerto y mataron a dos personas. Claro que hace años unos (no ha quedado al final muy claro quiénes) se cargaron a 191 y tampoco parece que nadie haya pagado por ello (o si lo han hecho, que lo vuelvan a explicar, que yo no me enteré). La Justicia en España, que no es ciega, es gilipollas.

Pero bueno, en este país semos asín.

A muchos les parecerá cojonudo el 2010 porque un chaval de Fuentealbilla, Albacete, metió una pelotita entre tres maderos. Que no digo yo que no estuviese bien, pero ya tanto, tanto, me están empezando a hacer antipático el "logro". También hemos tenido hechos que nos reconcilian con la especia humana y nos dan esperanza, como fue el caso de los mineros chilenos. Y la ciencia, que adelanta que es una barbaridad, dicho castellano también válido para este 2010, en el que por primera vez se ha creado vida artificial (en mayo de este años se anunció que Craig Venter y su equipo habían conseguido "dar a luz" una célula bacteriana con genoma artificial). Pero vamos, que todo esto, comparado con los casi 5 millones de parados; los recortes de los derechos sociales (por mucho que el de las tijeras diga que no es para tanto); el triunfo de la memez el papanatismo y la sinvergonzonería; la perpetuación de la incultura y la falta de valores, etc., pues como que no es para echar cohetes.

Hay razones objetivas, por tanto, para decir que 2010 ha sido una mierda pinchá en un palo. Sin embargo, personalmente, ha sido el mejor año de mi vida, incluso a pesar de haber perdido a una persona muy querida. ¿Por qué? Por un recuerdo: 18 de mayo, sobre las once de la noche, cuando escuché el más maravilloso sonido que existe, el de un llanto que me cambió la vida... y aquí lo dejo porque se me está nublando la vista y empañando las gafas, y como moje el teclado y se me escachufle no está la cosa como para gastos nuevos.

En resumen, gracias 2010 y ¡Feliz 2011! Leer más...

jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Felices Fiestas!

Llega mi época del año preferida, así que para todos... ¡Feliz Navidad!


Leer más...

viernes, 10 de diciembre de 2010

La eterna Inquisición española

Al final resulta que Leire Pajín tenía razón. ¿Por qué respetar un derecho humano como la presunción de inocencia en un país donde nadie piensa que sea necesario? Los linchamientos públicos están a la orden del día en todos los ámbitos, perpetrados por la (modo irónico on) magnífica y rigurosa(modo irónico off) clase periodística patria y alentado por una población que no en balde es heredera de aquéllos que mantuvieron durante cuatro siglos la Inquisición (que fue un instrumento del pueblo contra el pueblo, no de la jerarquía eclesiática: ésta fue la que lo implantó, pero la gente fue quien la mantuvo y utilizó) y aún hoy conserva dentro de sí el espíritu de aquella marujil y malsana, y por eso muy española, institución.

No sé lo que ocurrirá finalmente en la investigación y posterior proceso contra el doping iniciado por la llamada "operación galgo", pero se ha demostrado una vez más que en España no hace falta juicio, y que la simple acusación o ser llamado a declarar es sinónimo de culpabilidad. Son cientos los casos de acusados de delitos de cualquier tipo que finalmente han sido absueltos por la vía judicial, pero que han sido condenados por la sociedad a la cadena perpetua del oprobio, la vergüenza y el olvido. La verdad es que nos podíamos ahorrar todo el dinero que utilizamos en el sistema judicial, total para lo que sirve. Porque por otro lado, los que son declarados culpables de cualquier delito, ya sean malversadores, estafadores, ladrones, violadores o asesinos, al fin y al cabo, en dos días como quien dice, en la calle. En estos tiempos de crisis y recortes, no sería mala idea acabar con el gasto en el sistema de justicia en España. Y es que realidad, llamarlo "de justicia", es, simplemente, una broma.

Lo que decía: Leire Pajín, una visionaria. Leer más...

sábado, 4 de diciembre de 2010

PISAndo más bien flojo

Salió el informe Pisa y estamos como siempre, o sea, fatal: el 26 de 34. Por cierto, curioso que Castilla La Mancha fuese una de las tres comunidades que no quiso conocer resultados propios para compararlos con el resto de regiones junto a Valencia y Extremadura.

Mientras, uno de los culpables de cómo está la educación en España, al parecer actual Presidente del gobierno en funciones (y en la sombra desde hace años), y que fue Ministro de Educación cuando se implantó la LOGSE, se saca propuestas de experimentos estúpidos de la manga con el fin de distraer la atención y culpar al profesorado del bajo nivel educativo de la sociedad española. De todas maneras, estamos acostumbrados a las ideas peregrinas en materia educativa por parte de la "progresía oficial": reparto de ordenadores a profesores y alumnos sin ningún tipo de criterio, aumentos de la edad de escolarización obligatoria porque sí, ahora lo del MIR docente, etc.


Claro que en el otro lado tampoco están por el sentido común y también apuestan por la demagogia: en el programa de Cospedal se dice que quiere hacer todos los centros bilingües; muy bien, así tendremos, en vez de jóvenes que no saben expresarse en una lengua, jóvenes que no sabrán expresarse en dos lenguas. Cojonudo. Por cierto, que a éstos no se les deja, ni se les dejará, hacer una ley educativa (saldrán los "intelectuales", los "sindicatos de estudiantes", los de siempre, vamos, diciendo que es fascista y tal) y son tan tontos que cuando pueden influir en algo en el sistema, no aceptan la invitación del ministro Gabilondo.

Eso sí, viendo cómo se las gasta este gobierno nos militarizarán y asunto zanjado: a aprobar y dar títulos a diestro y siniestro bajo amenaza de pasarnos la vida en una prisión militar y solucionado el tema.

En Castilla La Mancha, más de lo mismo; mucha iniciativa, mucha subvención (así estamos) pero el objetivo está claro, porque ellos mismos lo recalcan: Fernández (consejera de empleo) anunció que está trabajando con centros de adultos, institutos y el Sepecam para diseñar cursos específicos para la obtención del título de educación obligatoria «en el menor tiempo posible». Yo es que no lo entiendo, que les den el título y ya está, que nos ahorramos tiempo, dinero y escuchar tonterías, copón.

Mientras, los sindicatos pidiendo más dinero (con eso lo solucionan todo, especialmente su plácida vida de triperos) sin entrar en más profundidades, que lo que interesa es lo que intersa. Incluso desde el STE dicen que los resultados "no están mal". Vale, colega. Ahí, con ambición.

El diario "progresista" por antonomasia, el palmero del gobierno mientras no le toquen los dineros, el más vendido en este país de según el informe referido mediocre formación, hace un ejercicio de rigurosidad y en la entradilla de la noticia sobre los resultados del informe en su versión on-line apunta "los métodos caducos y la deficiente formación del docente se señalan como causa". Observemos la formación impersonal de la oración. ¿Quién señala a los docentes como causa? ¿Será el propio informe? Leemos la noticia y nos encontramos con los autores del diagnóstico: "los especialistas consultados". Ah. Muy bien. Después, estos "especialistas" que aparecen (catedráticos universitarios en su mayoría) nada hablan de esto, salvo un tal Antonio Bolívar de la Universidad de Granada. Vaya, vaya. O sea, que un periodista bien intencionado y competente debería escribir: "el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada Antonio Bolívar apunta a los métods caducos y a la deficiente formación del docente". Otras consideraciones a hacer es que seguramente estos "especialistas" como el referido han colaborado de alguna manera u otra en el actual diseño del sistema educativo (el desastroso, sí), o han conseguido su posición académica loando las bondades de la teoría pedagógica que ha inspirado la legislación educativa actual ante tribunales de padrinos y colegas propios del endogámico y sobrevalorado sistema universitario español. Optan , por tanto, por el sostenella y no enmendalla, y la culpa es de los docentes. Una horita en una aula de 2º o 3º de ESO no les vendrían mal, no. Y, como vemos, la cabra tira al monte y El País, como siempre, echando un capote a las tesis del gobierno. Y así vamos ya para veinte años en este tema.


Acompañando en el periódico de hoy a la noticia del informe PISA nos encontramos con otra con la que tiene mucho que ver, e incluso podríamos apuntar una relación causa-efecto entre ambas: "Dos de cada 10 españoles se emborracharon al menos 10 veces este año".

Pero claro, es complicado ilustrar sobre el valor en la educación en un país donde los personajes más notorios y conocidos no comprenden ni la mitad de los contenidos de cualquier capítulo de Barrio Sésamo, la falta de escrúpulos y de valores es moneda común en los medios de comunicación, en el oficio de periodista el último requisito, que a menudo no se cumple, es el conocimiento del idioma y su adecuada expresión tanto hablada como escrita (lo más importante es el sectarismo y el papanatismo), el presidente del gobierno (ni éste ni ninguno que hayamos tenido) no habla ningún idioma más allá del propio (no vale el Aznaringlish ni que el susodicho hablase el catalán en la intimidad), la mayoría de los ministros o no tiene formación o la que tiene no está relacionada con su labor (lo de los Ministerios de Sanidad y de Economía clama al cielo), etc.

Y sin embargo, ahí están, los pobres: chavales que se sacan la ESO en los tiempos marcados, que continúan en Bachillerato trabajando y aprobando como Dios manda (un dios laico, claro), que van a la Universidad y estudian (éstos algunas veces, entre tanto días de clase y de estudio, incluso se van de marcha; bien es cierto que hay otros muchos que entre botellón y botellón alguna vez van a clase) y se sacan un título universitario. Con dos cojones, porque, mientras ellos y ellas hacían todo esto, la realidad social les mostraba la inutilidad del conocimiento y la formación y la administración pasaba de ellos y se dejaba el dinero y los recursos en los vagos y vividores. Olé por sus huevos y ovarios.

Como no tengo mucho tiempo más, os enlazo unas palabras de alguien que ha demostrado que tiene sentido común y talento para tratar sobre la educación, caso del juez de Menores don Emilio Calatayud, culipardo de nacimiento y granadino de adopción.

Entresaco algunas partes de la noticia enlazada; palabras que aplaudo porque denuncia la perversión de la razón a la que se ha llegado en el tema educativo:

«Le estamos quitando autoridad a los padres en el momento en que les estamos exigiendo mayor responsabilidad. Hemos llegado al absurdo de confundir un cachete con un maltrato», afirmó Calatayud, al tiempo que pedía a los legisladores que «me digan cómo evitar que un niño de tres años meta los dedos en un enchufe sin caer en el maltrato». Y hasta bromeó con el hecho de que un hijo pueda denunciar a sus padres por mirarle el móvil.

«Si yo soy amigo de mis hijos dejo a mis hijos huérfanos», sentenció, al tiempo que arrancó la única interrupción de su monólogo cuando señaló que «no somos todos iguales, no podemos serlo. El maestro no puede ser igual que el alumno, aunque sólo fuera por conocimientos, antigüedad y edad».

Al final, enmarcado entre un decálogo de «consejos para crear un pequeño delincuente» y un marasmo de contradicciones legales con los menores -«es una barbaridad que a los 13 años se pueda consentir relaciones sexuales y, sin embargo, tenga que acudir al juzgado acompañados de sus padres»-, Emilio Calatayud abogó «por un pacto por el menor más que por un pacto por la educación meramente académica, porque estamos muy mal educados», de ahí que el 80% de los chavales que juzga «cometen delitos pero no son delincuentes». Pero concluyó que «mientras los jueces de menores sean los menores de los jueces; los maestros los menores de los catedráticos y el político de menores el menor de los políticos, la cosa no va a ir bien».
Leer más...

sábado, 27 de noviembre de 2010

Izquierdos Humanos

Cierto es que están pasando cosas muy preocupantes: el acoso de los mercados a los estados soberanos, el intento de algunos representantes del gran capital tanto internacional como nacional por eliminar derechos adquiridos por los ciudadanos y recortar el Estado del Bienestar, el despilfarro indecente y la demagogia del gobierno español que ha puesto a los pies de los caballos ese Estado del Bienestar, etc. Pero hay cosas que a la larga pueden resultar más trascendentales, que ejemplifican bien a las claras que la democracia en nuestro país es una filfa y un cachondeo, así como revelan la verdadera cara, en unos casos maquiavélica (ZP y Rubalcaba, que son lo suficientemente inteligentes para saber la barbaridad que se ha aprobado, pero les sirve de cortina de humo y hacen caja electoral con el fundamentalismo feminista) y en otros superficial, frívola, estúpida y demagógica (¿hace falta que lo aclare?), de aquellos que nos malgobiernan; gente con menos escrúpulos que los protagonistas de los spaghetti-westerns de Sergio Leone si de mantenerse en la poltrona a toda costa hablamos. También es la más triste demostración de cómo el papanatismo pseudo-progresista y el sectarismo ideológico (ideo-ilógico más bien) pueden llevar a alguien más inútil que un cenicero en una moto hasta las más altas cumbres de la administración (un ministerio, y además, uno de los "fetén", el de Sanidad). Bueno, al lío:

1789 Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano

Artículo 9.
Puesto que todo hombre se presume inocente mientras no sea declarado culpable, si se juzga indispensable detenerlo, todo rigor que no sea necesario para apoderarse de su persona debe ser severamente reprimido por la ley.

1948 Declaración Universal de los Derechos Humanos

Artículo 11.
1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.

1978 Constitución Española

Artículo 24
2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la Ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.

2010 Noticias de Prensa

"Pajín propone quitar la custodia a los padres acusados de maltrato"
"Consejo de Ministros:El juez arrebatará la custodia de los hijos al acusado de maltrato aun sin sentencia"
"Rubalcaba: 'Pensamos en los niños por encima de la presunción de inocencia"


Y por supuesto, los palmeros del gobierno y los fundamentalistas ideo-ilógicos están tan contentos haciendo honor a su oficio de periodista (es decir, de tergiversar la realidad con un determinado fin) titulando que se quitará la custodia a los maltratadores (se olvidan del adjetivo presuntos) y mostrándonos las enfervorecidas opiniones a favor de tal medida de colectivos varios, salvo, claro está, los judiciales.

Por cierto, dice Rubalcaba que es una medida cautelar. Vale. Lo primero, una medida cautelar que ya toman muchos jueces cuando lo ven necesario, estudiando cada caso. Pero este gobierno, en su afán de convertirse en el Gran Hermano ("Yo sé todo sobre todos" en palabras de Rubalcaba; no os imagináis el miedo que da releer 1984, Orwell deja a Nostradamus a la altura del betún, y no sólo por estas cosas, tb x mchs +) quiere obligar a que los jueces siempre apliquen esta medida.

No tengo otros datos, pero por ejemplo en Canarias el 68% de las denuncias por maltrato terminan en condena, o, lo que es lo mismo, el 32% acaba en inocencia, si presumimos tal para todas las personas aquellos que nos afanamos en respetar los derechos humanos. La media de duración de un litigio de este tipo es de cinco años. Conclusión, un 32% de los padres españoles inocentes (si extrapolamos las cifras canarias) podrían quedarse sin ver crecer a su hijo, por ejemplo, entre los 5 y 10 años (eso es perderte gran parte de su infancia, al menos para los que tenemos entrañas, don Alfredo) si a sus "cónyugues" (Leire Pajín "dixit") les da la ventolera de acusarles de maltrato. Cojonudo (adjetivo machista donde los haya, en una de éstas me empapelan). Por cierto, terrible es que maltratadores hayan tenido la custodia de sus hijos si finalmente salen culpables, ¿pero no sería igualmente deleznable que se la den a mujeres que luego resulten mentirosas, taimadas, insensibles, canallas, capaces de denunciar por algo tan mostruoso a su pareja para sacar un beneficio personal en, pongamos por caso, un proceso de separación o divorcio, utilizando para sus propios intereses el drama de otras muchas mujeres? ¿Qué pasa entonces?

Ahora, para curarme en salud y que no me acusen de apoyar o menospreciar el maltrato a la mujer, tendría que "sacar tarjeta roja al maltratador". Pero no lo voy a hacer. Acabo de defender los Derechos Humanos, ¿qué más tengo que decir? Así que los tarugos y tarugas bienpensantes de lo políticamente correcto, se siente. Y al que insulte, pegue o mate a su mujer, que lo detengan, lo procesen y lo condenen. Y si es una mujer la que lo hace, pues también.

Lo único que queda claro es que tenemos un gobierno que se ha pasado un artículo de la Declaración de Derechos Humanos por el forro de los cojones (o por los ovarios, que viene aser lo mismo en lo tocante a la expresión). Será porque por cuestiones ideo-ilógicas ellos defienden los Izquierdos Humanos, ¿no?
Leer más...

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Esto es lo que hay

La Policía rescata a un niño abandonado por sus padres para irse de copas

Esta es la sociedad en la que vivimos, ¿y aún nos extraña la deshumanización y la indiferente crueldad que nos caracteriza? Será porque hace poco que soy padre, pero pocas noticias me han afectado y desesperanzado tanto como ésta. Y quien piense que no es para tanto... pues eso. Quizá sea ésta raíz del problema. Leer más...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Buajajajajaja, yo es que me mondo

Madrid, 16 de noviembre de 2010

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha pedido a los que no son "expertos" que no jueguen el "papel de opinar y de contribuir a la confusión" en el conflicto del Sáhara Occidental pero valora "mucho" el "compromiso" del mundo de la cultura para "defender las causas de los demás", tras haber acudido a la manifestación en favor del pueblo saharaui que se celebró el pasado sábado en Madrid.

"Nuestra responsabilidad en este asunto es lo suficientemente importante y es un tema lo suficientemente delicado como para que los que no somos expertos no hagamos ese papel de opinar y de contribuir a la confusión en lugar de encontrar soluciones", ha argumentado este martes González-Sinde, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

Ahora resulta que los artistas e intelectuales sí que eran expertos en vertidos petrolíferos con el Prestige, y en política y diplomacia en Próximo Oriente con la Guerra de Irak, pero no tienen ni puñetera idea del Sahara. ¡De aquí al club del chiste, ministra!


Como decían en los dibus de Superratón: "no se vayan todavía, aún hay más"

Sobre la presencia de personas del mundo de la cultura junto a dirigentes 'populares' en la manifestación del pasado sábado, ha dicho que es "una coincidencia" que les debe hacer "pensar" y ha añadido que, a su juicio, es "importante que los intelectuales, los creadores, que la gente de la cultura siga haciendo su papel, que han hecho desde tiempos inmemoriales, en todo momento".

Jajajaja, ay, ay, ay, si es que me troncho... ¡Qué pedazo de argumento! Me parece escuchar a las Objetivo Birmania: "uf, vaya lío, los amigos de mis amigas son mis amigos". Jua, jua, jua, la ministra, echando mano de refranes: "dime con quién andas y te diré quién eres" Pues ya sabe, aplicando el criterio de igualdad, le aplico también un refrán, señora ministra: "mujer refranera, mujer puñetera". Si hasta ha hecho enfadar a ese artista sin parangón, ese paradigma de la interpretación, ese actor tocado por los dioses con el don de la metamorfosis dramática, ¡Willy Toledo!


Buajajajajaja, nada, nada, ¡no olviden supervitaminarse e hipermineralizarse!(sobre todo usted, señora ministra, sobre todo usted)

Tenemos un gobierno que no nos lo merecemos, oiga; el otro día Moratinos nos hace llorar, ahora la de Cultura nos hace reír, y luego está Zapatero que siempre nos tiene alucinaos y acojonaos, ¡Qué viva el espectáculo!

Leer más...

lunes, 15 de noviembre de 2010

Malpensando y malhablando

Si el caso es que tengo bastantes cosas que decir, pero no me sale ponerme a escribirlas. Primero, porque este blog, aunque al final será lo que yo quiera que sea, no estaba previsto para abordar cuestiones políticas que podrían ahuyentar a posibles lectores, con la limitación que eso supondría para que el resto de entradas (sobre cuestiones históricas o educativas) tuviera difusión. Segundo, porque cuando me ocupo de estos asuntos me suelo encabronar y al final me lio, no escribo lo que quiero, y termino tirando la toalla. Pero teniendo en cuenta que esto no lo lee ni Dios, y que llevo varias semanas queriendo quitarme la espinita de ciertas cosas que están pasando, pues como que hoy toca, y punto. Más aún cuando uno de mis columnistas de referencia, políticamente incorrecto donde los haya, Eneuve, ha sido “suprimido” de la publicación donde lo leía, me veo obligado a declararme su heredero en el uso del lenguaje del populacho, a veces soez pero siempre franco y directo, en este artículo. Hala.

Como esto será un batiburrillo de las ideas y opiniones que me han ido rondando la cabeza los últimos días, no creo que tenga mucho orden ni concierto. Empezaré comentando la sensación, si no seguridad, que tengo de la aparición de una nueva Inquisición, que podríamos llamar la Nueva Inquisición Laica del Progresismo Políticamente Correcto. Y es que de un tiempo a esta parte asistimos a cómo toda suerte de paniaguados y vendidos periodistas, autoproclamados intelectuales, artistas y literatos, politicastros que sin la poltrona del poder no tendrían donde caerse muertos, y ciudadanos de todo tipo y condición, dedican su tiempo a despotricar contra todo y contra todos, especialmente si por cualquier circunstancia le son antipáticos, tomando como bandera la sinrazón, el dogma y la superficialidad argumentativa. Los autos de fe públicos son continuos, mostrándose más fundamentalistas que nadie aquellos que después quieren hacer bandera de la tolerancia… ¡ja!

Uno de los objetivos del pim pam pum nacional preferido desde hace años es la Iglesia. Y si encima viene el Papa de visita a España, pues la ocasión la pintan calva. Que si cuánto cuesta su visita, que si que salga de los fondos de la Iglesia, que si somos un estado laico (falso) y no se tendrían que permitir actos religiosos públicos, etc. Los mayores papanatas del reino han opinado sobre todo esto, con “agudas” reflexiones y propuestas que he podido leer como que la religión debe permanecer sólo en el ámbito privado, que por qué las calles tienen que tener nombres de santos, o que la Iglesia le pague un subsidio a los parados de larga duración. Como diría Jack, vayamos por partes.

En España hay x millones de católicos. No sé cuántos son, pero más de un millón. Vale. ¿Qué otro acto o hecho en el que el Estado se gaste dinero representa a los intereses de tantos ciudadanos? Vamos, que no sé lo que se habrá gastado el Estado en la visita del Papa, pero seguro que nada comparado con lo que se nos va al año en macroconciertos y festivales de música, homenajes a “artistas” de todo tipo, subvenciones a las pajas mentales de unos cuantos directores de cine, cursos de autoayuda y onanismo ético-moral, sindicatos sin afiliados ni representatividad, asociaciones juveniles manipuladas desde partidos políticos, ONG´s de ridículos objetivos y cuentas más que turbias, etc. Así que no me jodan con el dinero que cuesta la visita del Papa, si más de un millón de españoles se ve representado en tal celebración. Pero, claro, si hay necios que proponen lo del subsidio a los parados, tan mal informados que no saben lo que significa Cáritas Diocesana para los que lo pasan mal y el servicio que hace a los necesitados (cien veces mayor que cualquier otra ONG laica y progresista, no sólo por su capacidad económica, que sale del bolsillo de los fieles, sino también por eficiencia organizativa, transparencia económica, devoción hacia su trabajo y sacrificio personal de los que la integran), qué se puede esperar. Y qué decir del nombre de las calles, por desgracia no nos es suficiente con Calles García Lorcas, Rafael Albertis y Migueles Hernández, necesitamos más. Hay que ser muy obtuso para intentar borrar las huellas del pasado y de la historia común, que nos ha llevado a lo que somos ahora. Pero vemos que los parricidas históricos están a la orden del día, y a menudo con cargo y sueldo público. Creo que la misma espabilada que proponía el nomenclátor callejero laico también se afligía por las fiestas en honor a los santos patrones y vírgenes de los pueblos. Sería mejor, claro, las fiestas de la tolerancia, la festividad del ciudadano y la ciudadanía, la semana del diálogo intercultural… Cojonudo, vamos. Y por supuesto romerías a edificios públicos aconfesionales y religiosamente asépticos donde expresar devoción y respeto por la Igualdad de Género y los Derechos Humanos, oficiando la celebración laica el Alcalde/sa con el Concejal/a de Cultura/o de monaguillo/a. ¿Qué movimientos del pasado se empeñaban en borrar las huellas de la historia y crear su propia historia oficial? ¿Esos? No, no puede ser que “estos” quieran hacer lo mismo que “esos”. ¿Será posible? Cosas veredes…

Y para el final me dejo lo de que la religión pertenece al ámbito privado. Unos cojones, con perdón. Ya puede venir aquí el sursum corda que a mí no me va a prohibir expresar, vivir y celebrar mi Fe donde me salga de los huevos. Estaría bueno. La religión es un aspecto esencial de la persona, y por tanto no es algo que se tenga que llevar en secreto, en privado, escondidos en catacumbas. Al menos en una sociedad libre, ésa que en realidad no quieren, claro, los que tales cosas aseveran y proponen. Otra cosa es que yo la intente imponer, pero expresarla, cuando quiera y donde quiera. Y si no me dejan, estarán coartando mi libertad (que tampoco en realidad les preocupa mucho, pues el autoritarismo y la negación de la libertad individual justificándose en el bien común son sus verdaderas premisas, como hacían ¿esos? ¿Otra vez? No puede ser…). Cuando escribo, cuando hablo, cuando enseño (o aspiro a hacerlo) en mi trabajo está presente mi religión. Es increíble cómo compañeros de enseñanza no tienen ningún tapujo en mostrar su ideología y opción política, dirigiendo sus clases a la defensa de estas opciones, y aquí uno va a tener que negar nada menos que su Fe, de la que parte su forma de entender el mundo, su ética y su moral. Otra cosa es que me dedique a catequizar, o a convencer a los alumnos de la posibilidad metafísica de la Santísima Trinidad, pero en todo lo que enseño, por muy objetivo que quiera ser, está lo que soy como persona, que es indisoluble de mi Fe. Así que menos preocupación por los crucifijos (que yo no he visto nunca en ningún centro público a lo largo de mis ocho años como docente), y más por la horrible situación de la educación en España, con la generación de estudiantes más vaga, despreocupada, indolente, caprichosa, consentida e inútil de la historia (perdón a las excepciones, que se cuentan por miles, por suerte), o lo que es lo mismo, la más dócil para el poder. Pero ya se sabe, la culpa de los cuatro millones y medio de parados, del desolador paisaje de comercios cerrados y edificios fortificados, de crisis económica pero menos, de jóvenes que no saben leer más allá del sonido que simbolizan las letras, la tiene el Papa Benedicto XVI. Bueno, y Franco, Franco siempre tiene la culpa, salvo cuando la tienen Aznar y Bush. O los cuatro. Mejor los cuatro. Hay que joderse.

Y mientras, se cargan una Caja de Ahorros, la convierten en un Banco, la siguen llamando Caja mintiendo como bellacos a la opinión pública y estafando a sus clientes, pero no pasa nada. Y si pasa y te atreves a decirlo, es que quieres que los empleados del banco (digo… Caja) pierdan su trabajo y hundir Castilla La Mancha. Pues sí. Deseando estoy. No duermo de deseos de que esta región se hunda y toda esa gente esté en el paro. Es que no pienso en otra cosa, oiga. Un sinvivir es lo mío hasta que tal día llegue. Más malo que la tiña, que soy. Pero vamos, que es un banco. Y los que lo han hundido y ahora permiten que se siga llamando igual, unos mentirosos y unos estafadores. Pero lo digo para aumentar la desdicha y el dolor en el mundo. Un ángel de destrucción que soy. Grrrr, cuidao que te muerdo. Qué malón estoy hecho. Un verdadero cabronazo, ya ves.

Para otros días dejo las opiniones de gente, que por cierto no sabe ni escribir con corrección gramatical ni ortográfica, sobre Pérez-Reverte, condenado por esta nueva Inquisición por describir de manera harto ilustrativa la actuación del exministro Moratinos en el momento de su cese. Incluso alguno, con intención de menospreciarle, le tilda de “escritor de novelas juveniles”, cuando a los susodichos columnistas no les llega su talento ni para recoger con la lengua los pelos de los cojones que le caen a Pérez-Reverte cuando orina en baños públicos. He dicho.

Y si nos metemos en la deficiente prensa local de Ciudad Real, ya es que es para mear y no echar gota, leyendo la publicitada durante meses sección de un diario titulada “Diario de un bacín”, que parecía iba a ser la repanocha, cuando se nos ha quedado en lo que se debería llamar “Diario de un lameculos del PSOE castellanomanchego”. Pero eso será, como digo, otro día. O igual ni es. Eso ya, es cuestión de fe, y en mí tengo poca...

Leer más...

jueves, 11 de noviembre de 2010

Solounratito

Sí, sí, ya sé que tengo el blog abandonadico, pero es que estoy en otras cosas. Por ejemplo, colaborar en el nuevo periódico digital de mi instituto, Solounratito, en calidad de imaginauta oficial. Podéis leer la revista, aquí

Leer más...

lunes, 18 de octubre de 2010

Los insondables caminos de la ciencia

Como bien sabéis, la vida, a veces, supera a la ficción. Estamos acostumbrados a historias de superación en el cine, donde los “perdedores” son ninguneados y vejados por la cruel sociedad para después, con trabajo, sacrificio y tesón, “darle en los morros” al injusto sistema establecido y triunfar allá donde nadie lo esperaba. Cierto es que éstas películas de “outsiders” son mis preferidas, aunque las que más me gustan son aquellas donde pasado el momento triunfal todo vuelve a su cauce y los esforzados protagonistas retornan a ser los mismos desgraciados que eran al principio. Real como la vida misma, por tanto. Pero hete aquí que nos encontramos con una noticia que nos habla bien a las claras de cómo la risita burlona de la masa “inculta” se puede convertir en aplauso y alabanza, cuando no en lamida de culo. Y, como yo pertenezco a esa masa inculta, entono el mea culpa y pido perdón a André Geim, de profesión físico, que en 2000, y junto a su colega Sir Michael Berry, ganó el Ignobel por su proyecto de hacer levitar ranas y luchadores de sumo mediante el uso de imanes, y que en este año 2010 ha sido galardonado con el Premio Nobel de Física (el de verdad, el fetén) por sus investigaciones con el grafeno.

Los Ignobel, que se conceden desde 1991, premian las para el jurado investigaciones y proyectos científicos más curiosos, ridículos o inusuales. Aunque en la mayoría de casos son irrisorios, sí es cierto que a veces han resultado ser más útiles de lo que a primera vista podría parecer, como demuestra el caso del Ignobel de entomología 2006 a Bart Knols, que demostró que el mosquito de la malaria es atraído de igual forma por el olor de pies humanos que por el queso limburger, lo que ha hecho que se utilice este tipo de queso para “burlar” y acabar con tan peligroso insecto en ciertos lugares de África.

El Ignobel no es una estupidez de un grupo de frikis, sino algo reamente “serio”, otorgados por la revista científica de humor Annals of Improbable Research en un acto en la universidad de Harvard, y cuyo jurado lo componen eminentes científicos y divulgadores de ciencia, e incluye a algún premio nobel. En algunos casos se premia lo insólito (el de Química de 2007 a la profesora japonesa Yamamoto por su método para extraer esencia de vainilla de los excrementos de vaca) y en otros se tira de vena satírica (el de la paz de 2004 al inventor de karaoke, por crear una nueva manera de enseñar a la gente a tolerar a los demás).

De entro todos los Ignobel, los que me parecen más divertidos son los de Medicina del 2006, a Francis M. Fesmire, de la Universidad de Tennessee por su informe "Interrupción del hipo con un masaje rectal dactilar" y el de la Paz de 1997, al Laboratorio de la Fuerza Aérea Norteamericana, en Dayton (Ohio), que sopesó la posibilidad de fabricar "una Bomba gay para provocar la homosexualidad en el enemigo y con ello minar la moral y la disciplina de las tropas", pero también destacaría los siguientes:

Medicina:
1992 a F. Kanda, E. Yagi, M. Fukuda, K. Nakajima, T. Ohta y O. Nakata, del Shisedo Research Center, en Yokohama, por su estudio "Elucidación de los compuestos químicos responsables del mal olor de los pies" y en particular por su conclusión de que "a la gente que cree que le huelen mal los pies, ciertamente le huelen mal, y a los que creen que no, no".

1994 Este premio se otorgó en dos partes:
En primer lugar, al Paciente X, ex-miembro de los Marines de Estados Unidos, valiente víctima de una mordedura de la serpiente de cascabel que tenía como mascota, "por su determinación en insistir a sus auxiliadores para que le practicaran terapia de electroshock. Las pinzas de arranque de la batería del motor de su coche fueron conectadas a sus labios, y el motor acelerado hasta 3000 rpm durante 5 minutos".
En segundo lugar, a los doctores Richard C. Dart, del Centro de Toxicología de las Montañas Rocosas, y Richard A. Gustafson, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Arizona, por su bien fundamentado informe médico titulado: "Fracaso del tratamiento por choque eléctrico en un paciente envenenado por serpiente de cascabel"

1997 a Carl J. Charnetski y Francis X. Brennan, Jr., de la Wilkes University, y James F. Harrison, de Muzak Ltd., en Seattle, Washington, "por su descubrimiento de que escuchar la música de los ascensores Muzak estimula la producción de Inmunoglobulina A y, por tanto, previene el resfriado".

Biología:
1991 a Robert Klark Graham, selector de semillas y profeta de la propagación, por la creación del "Repository for Germinal Choice", un banco de espermatozoides que sólo acepta donaciones de ganadores de Olimpiadas o Premios Nobel.

2002 a Norma E. Bubier, Charles G.M. Paxton, Phil Bowers, y D. Charles Deeming del Reino Unido, por su trabajo "Comportamiento de cortejo de avestruces hacia seres humanos bajo condiciones de granja en Gran Bretaña."

2003 a C.W. Moeliker, de Natuurmuseum, Rotterdam, por documentar el primer caso de necrofilia homosexual en el ánade real

2010 a Libiao Zhang, Min Tan, Guangjian Zhu, Jianping Ye, Tiyu Hong, Shanyi Zhou, y Shuyi Zhang de China, y Gareth Jones de la Universidad de Bristol, Reino Unido, por documentar científicamente la felación en murciélagos frugívoros

Meteorología
1997 a Bernard Vonnegut, de la Universidad Estatal de Albany, por su revelador informe: "El cacareo de los pollos como medida de la velocidad del viento durante un tornado"

Tecnología médica
1999 a los difuntos George y Charlotte Blonsky, de Nueva York, "por inventar un dispositivo (US Patent #3,216,423), para ayudar a las mujeres a dar a luz: se ata a la mujer en una mesa de forma circular, y se hace girar ésta a alta velocidad para aprovechar los efectos de la fuerza centrífuga".

Informática
2000 a Chris Niswander de Tucson, Arizona, por inventar PawSense ("el sensor de patitas"), un programa que detecta si hay un gato andando sobre el teclado del ordenador.

Psicología
2000 a David Dunning de la Universidad Cornell y Justin Kreuger de la Universidad de Illinois, por su modesto informe, "Inútiles y desconocedores de ello: de cómo la dificultad en reconocer la propia incompetencia puede inflar la autovaloración".

Salud Pública
2001 a Chittaranjan Andrade y B.S. Srihari, del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias, de Bangalore, India, por su descubrimiento médico de que hurgarse la nariz es una actividad común entre adolescentes

2009 a Elena N. Bodnar, Raphael C. Lee, y Sandra Marijan de Chicago, Illinois, Estados Unidos, por inventar un sujetador que, en caso de emergencia, puede convertirse rápidamente en un par de máscaras de gas, una para la portadora del sujetador, y otra para alguien próximo a ella.

Tecnología
2001 Concedido en conjunto a John Keogh, de Hawthorn, Victoria, Australia, por haber patentando la rueda en el año 2001, y a la Oficina de Patentes australiana por concederle su patente de innovación N° 2001100012.

Física
2001 a Adelqui Monroy y Jonathan Haro, de la Universidad de Los Ángeles de San Martin, por su solución parcial al problema de por qué las cortinas de ducha ondean hacia dentro

2005 John Mainstone y Thomas Parnell de la Universidad de Queensland, Australia, por su paciencia en atender un experimento comenzado en 1927 sobre la viscosidad del alquitrán negro, en el cual una bola de alquitrán gotea una vez cada nueve años

2007 a L. Mahadevan, de la Universidad Harvard, y Enrique Cerda Villablanca, de la Universidad de Santiago, en Chile, fueron reconocidos por su estudio sobre cómo se arrugan las sábanas

Matemáticas
2006 a Nic Svensons y Pier Barnes, de la Organización de Investigación Científica de Australia, por calcular el número de fotografías que hay que tomar a un grupo para asegurar que todos los que posan aparezcan con los ojos abiertos en la imagen

Paz
2006 Howard Stapleton de Merthyr Tydfil, Gales, por inventar un repelente electromagnético de adolescentes, pero no de adultos. Se trata de un artefacto que genera un sonido audible por los adolescentes, pero no por los adultos y que más tarde fue usado para convertirlo en un tono de teléfono que pueden oír los adolescentes, pero no sus profesores

2008 El Comité Federal Suizo de Ética sobre Tecnología no Humana, y el resto de ciudadanos suizos, por aprobar en abril pasado el principio legal de que las plantas tienen dignidad
2009 Stephan Bolliger, Steffen Ross, Lars Oesterhelweg, Michael Thali y Beat Kneubuehl de la Universidad de Berna, Suiza, por determinar —experimentalmente— si es mejor ser golpeado en la cabeza por una botella de cerveza llena, o por una vacía

2010 Richard Stephens, John Atkins, y Andrew Kingston de la Universidad Keele, Reino Unido, por confirmar la creencia ampliamente difundida de que soltar juramentos, votos y tacos alivia el dolor

Ornitología
2006 Ivan R. Schwab, de la Universidad de California, Davis y Philip R. A. May de la Universidad de California, Los Ángeles por investigar y explicar por qué los pájaros carpinteros no sufren dolor de cabeza

Nutrición
2007 Brian Wansink, de la Universidad Cornell, por estudiar el apetito de las personas, al darles un plato de sopa sin fondo cuyo contenido nunca se acababa

Lingüística

2007 El colombiano Juan Manuel Toro y los españoles Josep B. Trobalon y Nuria Sebastián Gallés, de la Universidad de Barcelona, realizaron un estudio que demuestra que las ratas a veces no distinguen entre el japonés y el neerlandés cuando las grabaciones de personas hablando esas dos lenguas se ejecutan al revés

Veterinaria
2008 Catherine Douglas y Peter Rowlinson de la Newcastle University, Newcastle-Upon-Tyne, UK, por demostrar que las vacas a cuyos dueños han puesto nombres, dan más leche que las vacas sin nombre

Dirección de empresas
2010 Alessandro Pluchino, Andrea Rapisarda, y Cesare Garofalo de la Universidad de Catania, Italia, por demostrar matemáticamente que las organizaciones se vuelven más eficientes si ascienden al azar a su personal

Química
2010 A British Petroleum, por refutar la vieja creencia de que el agua y el aceite(petróleo) no se mezclan.

Leer más...

lunes, 4 de octubre de 2010

Amos que... (IX)

¡Cuánto tiempo sin curiosidades históricas! Dispongámonos pues a restañar tamaña afrenta al entretenimiento y al conocimiento histórico.

Antes de comenzar, reconocer el trabajo y, por tanto, recomendar dos páginas web de un alto interés para aquellos que gustamos de la historia en su aspecto más lúdico: historias de la historia y curistoria. No dejéis de visitarlas, ¿eh?

Aún continúan los ecos de la polémica (artificial y vilmente politizada) sobre la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Aunque ha quedado claro que ha sido una indecente maniobra nacionalista contra algo que ellos consideran “españolista” (ahora han declarado protegidos los “correbous”, mucho más denigrantes para los astados), y los defensores de los derechos animales se ha dejado manipular como corderitos, qué no harían o dirían si el actual monarca se comportase como Felipe IV (1605-1665). Aficionado a los toros, el Austria no dudaba en salir al ruedo cual maletilla cuando el matador de turno no lograba acabar con la vida del toro, enmendando él mismo tal situación… disparando al toro con un arcabuz, y ganándose, claro está pues era el rey, el aplauso del respetable.

Warren Austin, embajador de EEUU en la ONU, dijo en 1948 que la paz entre árabes y judíos llegaría si se comportaban “como buenos cristianos”. Ahí, echando más leña al fuego. Con consejos así, normal que aún sigan enzarzados.

Como sabemos sobre todo por el cine, en los tiempos de la ley seca en EEUU (1920-1933) la población se las ingeniaba para saltarse la prohibición, lo que dio lugar a un mercado negro y unas prácticas criminales que han dado mucho juego en el imaginario popular del siglo XX. Pues bien, una empresa norteamericana comercializaba un zumo en cuyo envase rezaba el siguiente texto: "Atención: el contenido de este paquete no debe ser puesto en una vasija de barro, mezclado con levadura y ocho litros de agua, porque se obtendría una bebida alcohólica cuya fabricación está prohibida".

Isaac Newton(1643-1727), cuyos descubrimientos de las leyes físicas que rigen (parte de) nuestro universo, fue también filósofo, teólogo e inventor. Incluso llegó a dedicarse a la política. Entre 1687 y 1690 fue miembro del Parlamento británico como representante de la Universidad de Cambridge. Pues bien, en esos tres años sólo pidió una vez la palabra, y fue para presentar la siguiente moción: “propongo cerrar la ventana, pues aquí hace un considerable frío”. Y después decimos que nuestros políticos no trabajan…

A todos nos sacan de quicio algunas pequeñas manías de los que tenemos alrededor. Si pudiéramos, seguro que poníamos remedio. Así lo hizo Armand-Jean du Plessis, el famoso Cardenal Richelieu (1585-1642), que ordenó que los cuchillos que se usaran en su mesa fuesen de punta redonda, para evitar que el canciller Pierre Seguier (1588-1672) los usara para sacarse los “paluego” de los dientes. ¡El mondadientes, ése gran invento!

Terminamos hoy con la muerte de Maximiliano I de Austria (1459-1519), abuelo de Carlos V, que falleció por una indigestión de melón y fue enterrado con el ataúd que siempre llevaba consigo “por si acaso”. Hombre previsor, vale por dos (o eso dicen, que para este caso, lo mismo daba, me parece a mí).
Leer más...

martes, 28 de septiembre de 2010

Belén de España


Por razones creo que evidentes el dichoso video de la Esteban me ha tocado de cerca. En uno de esos correos electrónicos que rebotan por aquí y allá, me ha llegado el de una profesora que se queja del “síndrome de la Esteban”, en relación a cómo una persona que se jacta de su ignorancia y la presenta como algo positivo influye en la mentalidad de los jóvenes de hoy en día, que imitan tal actitud. Estoy bastante desconectado de las vicisitudes de esa señora (cada mes que pasa estoy más satisfecho con el dinero que me dejo en la tv de pago, ahorrándome bazofias como La Noria, el Sálvame, etc.), pero es difícil impermeabilizarse de forma absoluta a su influjo, porque siempre hay alguien que intenta comentarte, como si fuese algo de interés general, las vicisitudes de la autoproclamada “princesa del pueblo” (argh). Generalmente es mi madre, pero como “hay confianza”, enseguida la corto y le digo que no siga por ahí, que no quiero saber nada de ese tema. La conversación suele acabar en discusión con mi querida progenitora, pero al menos me ahorro conocer los detalles de la ínclita ex -señora de Ubrique. Cuando el tema lo saca otra persona con quien no haya confianza, uno intenta desviarlo de la manera más discreta posible, no sea tachado de snob o ”intelectual”(esto último es para muchos, curiosamente, un insulto). Pero, como digo, es imposible zafarse de las andanzas de la señora. La pena, es que al final, para que te dejen en paz, hay que dar la opinión que nos merece, y ahí es cuando uno cava su propia tumba, además de sentirse mal porque, las cosas como son, seguramente quien menos culpa tiene de lo que le está pasando y la importancia que ha tomado su figura es la propia Belén Esteban.El caso es que tiran a uno de la lengua y tiene que decir que le parece una pobre payasa, una maleducada ignorante encumbrada por aquellos que igualmente lo son, una broma de carne, hueso y cirugía, y que es uno de los peores reflejos de este cada vez más perdido y desorientado país. Y es entonces cuando la lías, porque estos personajes encumbrados por el imaginario popular suelen provocar una adhesión irracional y fanatismo por encima de los partidos políticos o incluso de los clubes de fútbol. Además, a falta de rasgos positivos que aportar, hacen de sus carencias su principal valor, utilizadas como bumerán dialéctico que se vuelve en contra de quien las hace patentes, que sufren la acusación de crueles, pedantes, y pretenciosos. Por supuesto, su figura no resiste un debate reflexivo y racional, pero si esta situación fuese la habitual ni estaríamos hablando de tal personaje ni estaríamos en España.

Lo más dañino y perjudicial de esta señora es que se convierte, seguramente sin intención propia, en un modelo a seguir por el resto de ciudadanos, especialmente los más jóvenes, que observan cómo una persona sin formación ni educación y tremendamente egoísta y ególatra, se convierte en el referente de todo un país. Es más, es un vademécum de lo peor de la sociedad, desde la ignorancia y la estupidez más “natural” y simple, hasta los deseos de vivir del cuento y la apetencia por conocer los asuntos más banales y escabrosos de la vida de los demás. Un monumento manufacturado en carne a lo más bajo y más zafio de la especie humana. Y lo peor no por su mala educación, su ignorancia, ni todas las censuras que se pueden hacer a su forma de hablar, vestir o incluso vivir. Lo peor es la apología de la inanidad, de la estupidez, de la banalidad y la cortedad de miras, de la pobreza de espíritu y el nihilismo cognitivo, de la regresión cultural y la miseria moral. Y no es culpa suya, sino de esta sociedad donde los conocimientos, el trabajo, el sacrificio y la razón están proscritos. Una sociedad indecente, injusta e incorregible, donde unos pocos se aprovechan de la estupidez de la mayoría cultivando fenómenos como éste de la Esteban. Una sociedad que lejos de asumir e intentar acabar con sus vicios y carencias, los disfraza de pecadillos veniales cuando no los traviste de virtudes y los potencia y los lega como modelos a las nuevas generaciones para perpetuarlos.

Tengo claro que este fenómeno no es nuevo. Belén Esteban no es otra cosa que un Jesús Gil con tetas, un Ruiz Mateos de pechos y labios operados, un Pozí sin chepa o un cuñaaaaaaao con mal de amores. Todos ellos, sin embargo, para desgracia patria, multiplicados exponencialmente en su influjo sobre las mentes de los españolitos y españolitas de andar por casa. Quitándole el glamour y la belleza, podríamos hablar de una Marilyn cañí, con la que por desgracia (Dios no lo quiera) no me extrañaría que compartiera trágico destino en cuanto su popularidad decaiga y la dirigida pero caprichosa masa muestre su hastío. La proclamada “princesa del pueblo” también admite cierta comparación con aquélla británica de misteriosa y desdichada muerte, siempre y cuando admitamos la superioridad de la cultura británica y demos la razón a Victoria Beckham cuando decía que “España huele a ajo”. La Esteban bien podría ser una lady Di con olor a ajo, princesa de la España de pandereta. La fatal expresión que nos caracterizó en el pasado, “que inventen ellos”, retorna a nuestra historia con tintes chabacanos echando un telón zurcido de bragas y calzoncillos (con zurraspas, claro) a la esperanza de la educación en España. Así nos va, y no esperen que la cosa cambie.

Echo mano de un documento proscrito, que estaría en la lista de los libros prohibidos de la sociedad actual si la hubiere: el diccionario. Busco la palabra gilipollas. Me remite a gilí. Ésta me la define como tonto o lelo. Abundo en la búsqueda de ambas. Tonto, en su primera acepción, adjetivo que caracteriza al “falto o escaso de entendimiento o razón”. Lelo, en su única acepción, “fatuo, simple y como pasmado”. Me gusta lo de fatuo, e indago sobre el término. Su primera acepción es casi calcada a la misma de tonto. La segunda, “lleno de presunción o vanidad infundada y ridícula”. Todos los términos me valen. Y expreso mi opinión (en cuanto al "personaje", se entiende, pues a la persona no la conozco) aunque nadie me la haya pedido, como se suele hacer en este país. Belén Esteban es gilipollas y fatua. Como aquellos que la escuchan y la toman como ejemplo y eje central de sus vidas. Como esta España, en suma. Belén de España.
Leer más...

martes, 7 de septiembre de 2010

Pluriempleo en la red y humor histórico

Fin del verano. Tras un mes alejado de las tareas blogueriles, lo primero que voy a hacer es comunicaros en qué he estado empleando mi tiempo durante estos días. Bueno, todo no, que sería muy aburrido. A lo que iba. Con la ambición que me caracteriza, y en el afán de ampliar mi influjo sobre la mente humana como medio para dominar el mundo, he aceptado la oferta del portal "angelitoons" para colaborar en su web. En concreto, vuestro seguro servidor se encarga de una sección dedicada a chistes gráficos relacionados con la historia, que podéis visitar en este enlace
Leer más...

jueves, 29 de julio de 2010

Un paseo

Esta mañana me dio mucha pena ver a un par de señores de bastante edad intentando esforzadamente, los pobres, borrar las pintadas que, como ocurre con el 90 % de los españoles, tenían en la fachada de su edificio. Y lo peor no es que no lo fueran a conseguir (se veía que a pesar de frotar y frotar, no se iban), sino que lo tengan que hacer. Es más, casi enternece su inocencia, puesto que, de conseguir su objetivo, en menos de veinticuatro horas sus relucientes paredes sería de nuevo violadas por la estúpida actividad de un ignorante ególatra al que la sociedad le permite todo.

A los pocos minutos, mientras paseaba con mi hija, me crucé con uno de esos especimenes de jóvenes tan de moda hoy en día, de tan sólo 15 o 16 años, que parece que van perdonando la vida de los que compartimos la calle con ellos, grosero por altanería y artificiosidad en su vestir y caminar, con esa forma de andar que bien pueda provocarles en el futuro una luxación de cadera, los muy estúpidos, cuya operación pagaremos todos. Descubrí con sorpresa y un poco de pena que mi reacción a la vista de tal sujeto, modelo de la era de hedonismo vano, egoísmo institucionalizado y provocación banal que vivimos, era la de “meterle”, cosa que por supuesto no haré jamás porque soy un enemigo de la violencia por razones morales y de cobardía personal, todo hay que decirlo, pero es triste que el atuendo y actitud de algunos jóvenes puedan provocar tal reacción. Los pensamientos, al mirar a mi niña, fueron volando, serpenteando a gran velocidad haciendo un esbozo de la época que nos ha tocado vivir/sufrir. Pienso en Marta del Castillo, y en cómo sus asesinos se ríen a carcajadas de toda la sociedad española, con su supuesto Estado de derecho y sus fingidas leyes que nadie cumple. Ahondando en ello, recuerdo dos de las primeras noticias con las que me he desayunado esta mañana: 45 de los 46 acusados de más de 80 robos en la provincia quedan en libertad al haber sido condenados a 16 meses de cárcel (que supone no entrar en ella, sorprendentemente) y la etarra Idoia no se qué (ni sé ni me importa el nombre de estos hijos de puta), autora de 23 asesinatos es agraciada por beneficios penitenciarios nadie sabe muy bien por qué (cuando lo que tenía que hacer es pudrirse en la cárcel toda su puñetera vida).

En mi paseo observo la ingente cantidad de locales vacíos, donde antaño había provechosos negocios, combinados con tiendas de toda clase regentadas por chinos, de esas que no cierran nunca. Rememoro las polémicas entre los comerciantes locales y nacionales y su posturas enfrentadas sobre las leyes que determinaban los horarios comerciales, ésas que jamás se han aplicado a estos nuevos negocios, de los cuales los dedicados a alimentación tienen un alto porcentaje de productos ya caducados y unas carencias higiénicas que hace poco hubieran supuesto la ruina de los comerciantes locales (ya se arruinaron luego ellos solos, por desgracia),que eran diligentemente sometidos a una estricta vigilancia por parte de los ministerios de sanidad (por no hablar de las inspecciones de trabajo). Hay un rumor callejero que dice que esta gente no paga impuestos por estos negocios, un rumor que por otra parte nadie ha negado en ningún sitio.

En mi caminar, veo un edificio en cuya entrada están colocando rejas. En su tiempo este portal fue concebida en función de la estética y el aprovechamiento del espacio, pero ahora se ha de blindar con feísimas cancelas. Me vienen a la memoria las palabras de nuestro presidente del gobierno, diciendo que teníamos las mejores generaciones de jóvenes de la historia de España, y, a la vista de estos enrejados urbanos tras los que se han de parapetar los honrados vecinos de nuestro país, se me dibuja una media sonrisa en la cara a caballo entre la ironía y la rabia.

Paso al lado de un supermercado donde una “rumana”(que en realidad nadie sabe si estas profesionales de la mendicidad son de tal nacionalidad, pero así se les llama por aquí) limosnea con su niño, ya crecidito la verdad, en brazos. Me vienen a la mente las noticias que salen de vez en cuando de padres a los que se les amenaza con retirarles la custodia por parte de las instituciones públicas porque están demasiado gordos, o porque les han pegado un cachete, y se entremezclan con las imágenes de estos niños obligados a mendigar, e incluso con el conocimiento de otros que son utilizados para robar, y una sensación de perplejidad anida durante un buen rato en mi ser.

Enfilando ya la calle de mi destino, observo carteles antitaurinos que me hacen pensar en la reciente prohibición de las corridas de toros en Cataluña. De nuevo perplejidad, ironía, rabia e ira se suceden en mi mente, pensando en cómo un país y sus políticos se preocupan de la “salud” de unos animales que cuando no exista tal espectáculo se extinguirán, mientras se legisla permitiendo y fomentando la muerte de los humanos no nacidos. Un país donde si tu hijo o tu hija mueren en un accidente de tráfico provocado por un desgraciado malnacido que conduce bajo los efectos del alcohol o las drogas, tal hecho es un atenuante y no un agravante como debería ser donde imperase la razón. Un país donde se gastan millones en evitar el consumo de drogas, pero donde tal consumo no es delito, y está comúnmente aceptado por una amplia mayoría de la población que bromea y se regodea en su uso y disfrute tanto de palabra como de acto, especialmente en el caso de sus autoproclamados “intelectuales (ja), pero, eso sí, se prohibirá vender gusanitos y cocacolas en los centros educativos, que ya se sabe que son peor que la maría y la cocaína. Un país donde se persigue a imbéciles que exhiben emblemas racistas y anticonstitucionales, pero donde es muy “cool” portar símbolos apologéticos del consumo de sustancias estupefacientes. Un país donde una chica (una mujer) de 16 años debe y puede decidir sobre su embarazo, sobre si acaba con la vida que crece en su vientre o no, pero un joven (ahora niño) de esa misma edad no es responsable de golpear o asesinar a alguien. Un país donde en 32 años de democracia constitucional, los ciudadanos tan sólo han sido consultados dos veces, en concreto para asuntos de tanto calado como la integración en la OTAN y la Constitución Europea. Otros aspectos menos relevantes para la vida diaria, para la dignidad de la persona y de la sociedad, ya son despachados por la casta política, que guía y conduce al resto de los ciudadanos aliviándoles la pesada carga de decidir sobre los verdaderos problemas del país, mientras les narcotizan con debates estúpidos y artificiales, fútbol y telebasura. No tienen cojones para una democracia de verdad y no esta pantomima de representación ciudadana secuestrada por partidos políticos y medios de comunicación. Un sistema donde las personas decidiesen con información y responsabilidad sobre temas verdaderamente importantes como el aborto, la eutanasia, la pena de muerte y el cumplimiento de las penas de cárcel, la igualdad de los territorios y las personas, la mayoría de edad legal y la responsabilidad penal de los delincuentes, etc. Qué envidia de esos lugares donde preguntan a sus conciudadanos hasta el color de las baldosas de la plaza del pueblo (Inglaterra, Irlanda o EEUU, por ejemplo), que tendrán sus fallos, pero por lo menos no están sometidos a la dictadura de los partidos y los periodistas, y por tanto un paso más cerca que nosotros de la libertad y la democracia.

Mientras subo en el ascensor el cochecito de mi hija de dos meses a la que traigo a ver a su abuela (en este caso mi madre), y mirando las muecas divertidas de mi niña, la conclusión de esta tormenta de pensamiento se debate entre dos sentencias. La primera es una de Tagore: “cada niño que viene al mundo nos dice que Dios aún confía en el hombre”. La segunda es personal: “este país es una mierda; una mierda pinchá en un palo".
Leer más...

sábado, 24 de julio de 2010

Chascarrillos con la Música: Los Gandules

Como me han salido últimamente algunos artículos un tanto serios y "encabronaos", a ver si retomamos el fin lúdico de este mi/vuestro blog. Os presento a Los Gandules, un grupo (de dos personas y, a veces, alguna más) de música zaragozano que hace versiones muy divertidas de conocidos temas. Los he conocido gracias al programa “No es un día cualquiera” (está saliendo esto mucho por aquí, ¿no?) de RNE. En concreto es el mítico José María Iñigo (sí hombre, el presentador del bigote, el de Estudio Abierto… ¿Qué algunos no lo conocéis?... qué viejo estoy, snif, snif) quien nos ha obsequiado con algunos de los temas de este peculiar dúo aragonés. No entraré en la calidad musical, ni en si pagan o no derechos de autor, sólo puedo aseguraros que son divertidísimos.

Para demostrar lo dicho, dos ejemplos: el primero, el Bayas, bayas, mi canción favorita del dúo, versionando el Voyage, Voyage de la cantante Desireless (claro ejemplo de los que llaman “One hit star”) de 1986; y el segundo, afición comiquera obliga, las andanzas de Batman y Robin al ritmo del All My Loving, de Los Manolos, versión rumbera del tema del mismo título de Los Beatles (un poco enrevesado, ¿no?).








Venga, va, un tercero con la adaptación hip-hop del We Will Rock You de Queen, que usan estos inusitados artistas para culturizarnos un poco.



Leer más...

jueves, 22 de julio de 2010

Over-booking de idiotez

Con el brazo todavía dormido por haber tenido a la niña durmiendo la siesta encima con el fin de que no se despertase y con ello evitara el sueño de mi santa esposa (todo sea por tenerla de buen humor; guiño, giño, codazo, codazo, ya me entendéis)no me resisto a expresar aquí mi estupefacción y cierto desagrado por haber presenciado el mayor desfile de imbéciles por metro cuadrado al que se puede asistir, creo, en el mundo. Por supuesto, no me refiero a los esforzados y heroicos ciclistas, ni a los dignos aficionados al ciclismo sino a aquellos que han robado el protagonismo de ete tipo de etapas tanto a unos como a otros y amenazan con provocar cualquier día un serio incidente. De verdad, no he visto tanto tonto junto y en menos espacio/tiempo en mi vida. Me da pena porque lo que se suponía era un espectáculo deportivo lo están convirtiendo en un esperpento inaguantable. Razón tiene la máxima: "hay más tontos que botellines"; pues hoy la mayoría se habían concentrado en la subida al Tourmalet. Un macrobotellón de ridículos y egocéntricos patanes. Pero esto es lo que hay. Uno intenta resguardarse de tales a-personalidades guareciéndose de la televisión basura y de los actos de celebración pública de la estupidez, pero te persiguen hasta yendo en bici por lo que se ve. Resulta frustrante que atendiendo a un espectáculo de superación como es el ciclismo, el poso que me deja es que para la humanidad, por este camino, no hay remedio. Y, más allá, si esto es lo que hay, mejor que no lo haya. "Que paren el mundo, que me bajo". Leer más...

sábado, 17 de julio de 2010

Un descanso, por favor

No sería de extrañar que durante un tiempo este blog se mantenga sin actualizaciones. He decidido, a la fuerza ahorcan, tomarme un descanso debido al poco tiempo que me deja la paternidad, ya que intento utilizar el tiempo que la niña me deja libre para recuperar mis costumbres pre-paternas, y bastante es que consiga sacar algún minuto para las primeras de la lista (la lectura y el ejercicio). Por lo tanto, me tomaré un respiro a ver si dentro de poco vuelvo con fuerzas renovadas (y más tiempo).

Aprovecho esta entrada para comentar un poco la indignante actualidad de nuestro país. Las últimas actuaciones políticas de nuevo me reafirman en dos de mis ideas: qué vergüenza de políticos tenemos en nuestro país aunque, eso sí, tenemos lo que nos merecemos. Que cargos públicos pidan que se conculquen las leyes en nombre de una soberanía popular cuya única expresión es precisamente la ley es un ejemplo de desvergüenza, irresponsabilidad y mezquindad casi insuperable. Nunca desde el inicio de la democracia la división de poderes ha estado tan en jaque. Después se llamarán a sí mismos demócratas, pero no dejan de ser trileros de la política, populistas de la peor ralea y especuladores de la ignorancia y la mentira. Y todo porque no tienen cojones para cambiar la constitución, no sea que se les venga abajo el chiringuito, o que la realidad sea distinta de la que ellos se han pintado e intentan proyectar a la sociedad.

Pero lo verdaderamente democrático en un Estado de derecho, a ver si dejamos de marear la perdiz y de tratar a la gente como imbéciles, es gobernar conforme a la ley, y si esa ley no nos gusta, la cambiamos por otra, porque la propia ley legisla sobre cómo hacerlo (por eso estamos en un Estado de derecho). Lo que es indecente es apoyarse en la supuesta voluntad del pueblo para saltarse a la torera la verdadera expresión de la soberanía popular, que en estos momentos es la Constitución de 1978, que en su articulado explica, la pobre, cómo cuando los españoles decidan que hay que cambiarla, ha de hacerse. Pero claro, no hay huevos, porque cientos de impúdicos vividores dependen de un victimismo que esconde la anacronía de un sentimiento nacional marchito basado en el egoísmo y la insolidaridad cimentados en mentiras históricas y metafísicos sentimientos incoherentes con los que después reniegan de toda casuística supraterrena; amén de los que subsisten con millonarios salarios azuzando el espantajo del malo malísimo, que siempre es el PP, y que todo lo que no sea la llegada de los "fachas" estará bien, aunque sea el país con más paro de Europa, y el que más rápido camina hacia la desigualdad de sus ciudadanos (lo que no sé es cómo no nos han mandado a tomar por culo ya de la UE, ¿qué pensarán los alemanes o franceses, que han pagado nuestros fondos de cohesión europeos las dos últimas décadas, ante las quejas indecentes de las “nacionalidades históricas” -juas, juas- sobre su “excesiva” -de nuevo juas, juas- contribución a los gastos del resto del país -andaluces y extremeños, panda de vagos paniaguados…-?). Por cierto, ¿no es curioso que nunca se pongan de acuerdo en el número de perosnas en las "manifas" salvo el otro día en Barcelona, en la "marcha de un millón -rejuás- de catalanes"? Qué cosas...

Todo esto, aparte de tener estos fariseos políticamente correctos su mejor seguro de vida en el funesto sistema educativo que permite que sus milongas e inventos se sustenten ante la incapacidad crítica de los ciudadanos a los que han intentado negar (a todos no lo han conseguido) la capacidad de, simplemente, pensar. ¿Cómo van a arreglar la educación, si la ignorancia les da de comer todos los días? (bueno, les da de comer y les paga los viajes, los trajes y la decoración de la casa). Pero que no me vengan con que fíjate qué listos somos, cómo nos lo hemos montado, que el chiringo plantado en este país llamado de momento España no es nuevo, eh, que como siempre los españoles no hemos inventado nada. “Panem et circenses”, uséase pan y circo. Y cuando escasee el pan, que el circo haga más ruido. A los emperadores romanos les dio para ir tirando más de cuatro siglos, o sea que…

Y es que la vergüenza, la dignidad, la decencia y la honradez son especies en peligro de extinción, para nuestra desgracia (y “su” satisfacción, claro). Dinero también hay poco, y ahí estamos, recortando sueldos y pensiones, ésas que hace dos días alguien, no sé quién sería, algunos imitadores del presidente y de la “vice” que se colaron en los telediarios, nos dijeron que jamás iba a pasar. Estos jodíos imitadores es que nos la dan siempre con queso, oye, y meten al gobierno de ZP en unos apuros… Fíjate tú que debieron ser ellos los que dijeron en las elecciones del 2008 que no había crisis, y que de haber una pequeña recesión se saldría de ella en dos o tres meses, qué casualidad, justo después de las elecciones. También debieron ser estos imitadores los que acuñaron la frase “merecemos un gobierno que no nos mienta”, jejeje. Y así estamos, sin un duro después de haber dilapidado el dinero público en impúdicas y desaprensivas dádivas a fondo perdido (recuerdo a un progresista de pro decirme que las subvenciones que el gobierno de Aznar dio a los pescadores de las rías gallegas tras el desastre del Prestige eran “compra de votos y de silencio”… jua, jua, jua, ¿a qué eso tiene ahora mucha gracia?) Eso sí, como escribía mi admirado Pérez Reverte en uno de sus últimos artículos, para esto que él describe a la perfección sí hay dinero:

“El mayor homenaje a nuestra imbecilidad nacional tuvo lugar en el Senado hace unas semanas, el primer día que allí se utilizaron las diversas lenguas oficiales con traducción simultánea y pinganillo. Ésa es la España que los días de cabreo extremo, cuando aconsejo, como mi abuelo, tener idiomas y una maleta por si hay que largarse, quisiera ahorrar a los jóvenes más lúcidos: un andaluz medio analfabeto, presidente autonómico, hablaba con torpeza en catalán mientras otro andaluz casi tan analfabeto como él, vicepresidente tercero del Gobierno, escuchaba mediante un auricular la disparatada traducción a una lengua, el castellano, que ambos conocían –decir dominaban es excesivo– casi perfectamente. Y mientras, en sus bancos, encantados de estar allí, los cómplices de esos dos sujetos aplaudían”.

Todo sea en nombre de los derechos históricos y de la libertad de los pueblos oprimidos (y es que yo me siento de un opresor que no me aguanto, oiga).

Increiblebleble (por no decir idos todos a tomar por el culo de una puñetera vez, pero no, no lo digo, que hay que guardar las formas que si no mi señora me regaña).
Leer más...

jueves, 8 de julio de 2010

¡A por el mundial!

¿Qué pasa? Aquí no se actualiza nada. ¡Wayne, tío vago!

La realidad es que tengo algún artículo en cartera, después de pasar un período de crisis existencial sobre si vale la pena o no continuar con el blog (de momento la respuesta es sí). A esto se le ha unido el poco tiempo que me deja la niña, que dedico preferiblemente a hacer ejercicio y leer. No obstante, los sucesos actuales me dan una coartada perfecta, ya que si la selección es capaz de eclipsar la polémica por la aplicación de la ley del aborto, las extrañas detenciones, o no, de políticos a los que se les acusa en los medios sin pruebas pero los jueces dicen que no saben nada (esto de no saber de qué te acusan recuerda a los tiempos de la Inquisición), la moda de pasarse por el forro la separación de poderes y las leyes españolas en nombre del populismo más fascista e interesado, la persistente intención de acentuar las diferencias entre los españoles justificadas por mentiras históricas e indecentes y cobardes apelaciones al respeto (cuando la existencia de tales ideas ya supone una falta de respeto al sentido común, primero, y a la mayoría de los ciudadanos, después), la indecencia de considerar que la situación mejora cuando hay casi cinco millones de parados, la imposibilidad de arreglar la educación en España por la terquedad y cortedad de miras de unos y de otros, etc... si la selección eclipsa todo esto, decía, ¿no voy a poder ponerla yo de excusa para no haber subido nada al blog en tres semanas? Pues eso.

Así que hasta el domingo, nada, que estaré concentrado con la roja (ya me voy acostumbrando, ya, pero al principio esto me sonaba como si la que iba a salir a jugar fuese la pasionaria).

¡A por ellos, España!
Leer más...

jueves, 24 de junio de 2010

Furbol es furbol (II)

Continuamos con las anécdotas relacionadas con el fútbol como complemento del Campeonato del mundo de vuvuzelas que se está celebrando en Sudáfrica. Hoy nos vamos a centrar en una de las facetas en las que más destacan los jugadores de balompié: la oratoria. Debido a su relevancia social, a menudo se les obliga a expresarse en público, dando lugar, entre ellos y los agudos reporteros que los entrevistan, a diálogos de una enorme profundidad que rivalizan con los diálogos para besugos que hace algunas fechas recordaba aquí.

Uno de los momentos cumbre de los Mundiales fue el segundo gol de Maradona a Alemania en los cuartos de final de México 86. Todos recordamos el gol del “barrilete cósmico”, superando ingleses uno tras otro hasta driblar al portero y depositar el esférico en las redes, narrado con profunda emoción y pasión por Víctor Hugo Morales. Tras el partido, en un inmenso ejercicio de ironía y sentido del humor, el compañero de Maradona “el negro” Enrique, que le había dado un pase corto en el centro del campo al Pelusa a 53 metros de la portería, declaró: “Con el pase que le dí, si no hacía gol era para matarlo”.

Esta declaración me recuerda a aquella de Brian Cook, ex -jugador de los Lakers, tras el partido contra los Raptors en el que Kobe anotó 81 puntos: “Siempre recordaré la noche en que entre Kobe y yo anotamos 84 puntos para ganar a Toronto”.

Ahora algunas citas que demuestran que la habilidad con los pies no supone igual pericia a la hora de hablar. Por ejemplo, el jugador internacional por Irlanda del Norte Steve Lomas, que antes de un partido contra Alemania, explicó que "Alemania es un equipo muy difícil. Juegan con 11 internacionales a la vez.

No salimos del Reino Unido y nos encontramos con el ex-jugador del Liverpool Ian Rush, que intentaba justificar así el fracaso de su paso por la Juventus de Turin: No pude acostumbrarme a vivir en Italia. Era como vivir en un país extranjero”.

En las islas parece que se lían un poco a la hora de exponer sus ideas. David Beckham cuando aún era jugador del United: “Alex Ferguson es el mejor técnico que he tenido a este nivel. Bueno, realmente es el único entrenador que he tenido a este nivel”.

Más. Bobbi Robson, seleccionador de Inglaterra en 1990, tras ganar agónicamente el cruce con Camerún: No los subestimamos. Simplemente eran mucho mejores de lo que pensábamos.

Mark Draper fue un mediocampista con mucha proyección en su juventud, aunque su mayor logro fue su paso por el Aston Villa en la Premier. Cuando aún era una promesa expresó su más íntimo deseo: "Me gustaría jugar en algún equipo italiano. Como el Barcelona".

Paul Gascoigne unía a su natural ingenio su familiaridad con las bebidas espirituosas. El resultado del tal maridaje, éste: "me mostraron 14 tarjetas esta temporada; 8 de ellas me las merecí, pero las otras 7 son discutibles".

Aunque es australiano, Mark Viduka desarrolló la mayoría de su carrera futbolística en la liga inglesa, y sus declaraciones durante su paso por el Middlesbrough lo confirman: “No me importaría perder todos los partidos, siempre y cuando ganemos la liga”.

También en España tenemos casos de esta lucidez oratoria. Albelda, tras perder un partido: "Estoy muy jodido. Yo es que el fútbol me lo tomo como si fuera mi trabajo".

No obstante, también hay ejemplos de ocurrencias más agudas y sutiles. Primero nos vamos a Escocia. A John Lambie, entrenador del Patrick Thistle, el masajista le comunicó que uno de sus jugadores había chocado con un rival y por el golpe había perdido la memoria y no recordaba quién era en ese momento. Lambie le respondió: “Perfecto, dile que es Pelé y que vuelva al campo de inmediato.

Un mito del Liverpool, el entrenador Bill Shankly, fue un gran ejemplo de verborrea ingeniosa. Durante su exitosa etapa en el club inglés, gustaba de lanzar dardos envenenados a su gran rival, el Everton: “Cuando no tengo nada que hacer miro debajo de la clasificación para ver como va el Everton o “Esta ciudad tiene dos grandes equipos: el Liverpool y los suplentes del Liverpool. Igualmente, destilaba una sinceridad asombrosa, como cuando antes de un partido de Copa de Europa ante el Milan manifestó: “¿Qué alineación voy a sacar? No voy a revelar un secreto como ése al Milan. Si por mí fuera, procuraría que no se enterase ni de la hora del partido”.

Dejamos para el final al entrenador argentino Jorge D´Alessandro y su famosa sentencia durante una retransmisión televisiva en la que ejercía de comentarista: “tiró el penalti al palo corto.
Leer más...

martes, 15 de junio de 2010

Furbol es furbol

Estamos en pleno mundial de fútbol, y para sumarme a la “fiesta” (que esperemos consista en el triunfo de España) aquí os traigo algunas anécdotas y curiosidades de la historia de los mundiales. Todo sea por olvidar el soniquete perrero de las puñeteras "vuvuzelas"...

En el Mundial de Italia de 1934 un delantero suizo jugó con gafas… e incluso logró dos goles. Estas cosas reconfortan a los miopes como yo.

Hablemos de una selección con poca tradición: la India. El segundo país más poblado del mundo jamás ha sido una potencia futbolística, pero quizá ha sido porque cuando lo iban a intentar no les dejaron. Y es que no pudieron participar en la fase final del mundial de Brasil en 1950 para la que se habían clasificado porque la FIFA no les permitió jugar descalzos, como ellos acostumbraban.

Por cierto, que en ese Mundial la selección italiana decepcionó por su mal rendimiento. La causa más importante fue el accidente de aviación que el equipo del Torino, el mejor de Europa por esas fechas y base de la selección azzurri, había sufrido un año antes y que había acabado con la vida de la mayoría de sus jugadores. Debido al trauma que tal hecho supuso en el fútbol transalpino, la selección italiana decidió viajar a Brasil en barco, y no en avión, entrenándose en la cubierta durante el largo trayecto. El problema es que si bien pudieron ponerse en una forma física envidiable, no ensayaron demasiado la técnica porque a los pocos días no les quedaban balones… al haber caído todos al mar durante los primeros entrenamientos.

España no acudió al mundial de Suiza 1954 por culpa de un niño italiano, “el bambino maldito”. Me explico. En la clasificación para la fase final España se cruzó con Turquía, y tras ganar en Zaragoza 6 a 1, la selección nacional perdió en Estambul 1 a 0. Por entonces la diferencia de goles no contaba, por lo que ambas escuadras tuvieron que jugar un partido de desempate en campo neutral. La sede elegida fue Roma, donde empataron a dos tantos al final del tiempo reglamentario. ¿Y cómo se solucionaba por entonces aquello? Fácil, por sorteo. Un niño italiano, Franco Gemma, fue el encargado de sacar la papeleta del ganador… y fue la de Turquía, quedándose España sin Mundial.

La historia que os cuento a continuación la protagonizó el genial Garrincha en el Mundial de Suecia 1958. El magnífico extremo brasileño parece que no tenía la cabeza tan lúcida como sus pies, y eso explica para muchos que no se convirtiese en el mejor jugador de la historia. El bueno de Garrincha se compró una radio carísima durante la concentración de los brasileños, y comenzó a fardar del aparato ante sus compañeros. Uno de los masajistas, que al parecer le conocía bien, le aseguró que esa radio no le valdría en Brasil, porque todos los locutores que hablaban por el aparato lo hacían en sueco. Para demostrárselo, puso en marcha el aparato, y, efectivamente, hablaban en un idioma que el jugador no entendía. Enfurecido, quiso romper la radio, por la que había pagado un pastón, pero el masajista, “apiadándose” de él, le ofreció una cantidad mínima de dinero por ella, por tener un recuerdo de Suecia y por hacerle un favor, claro. Así, el espabilado galeno volvió a su país con una radio último modelo a un precio de ganga gracias a la inocencia de Garrincha.

En Inglaterra 1966, la selección italiana fue derrotada sorprendentemente por Corea, pero el entrenador italiano se justificó diciendo que los asiáticos habían cambiado a todos sus jugadores en el descanso sin que el árbitro se enterase debido a su parecido físico, y de ahí su superioridad física durante el segundo tiempo… Vamos, lo de “tós los chinos nos parecen iguales” en versión coreana.

Por cierto, los norcoreanos llevaron doce “hinchas oficiales” elegidos por su gobierno para animar a la selección. Fueron seleccionados de entre decenas de miles de aspirantes. Ya véis, la “seriedad” de los estados comunistas… que ahora nos provoca la risa. Más que de ojos rasgados, cabezas cuadradas… y así siguen, ojo.

Durante el mundial de Alemania 74, en el transcurso del partido Brasil-Zaire, el colegiado decreto una falta al borde del área africana. Mientras los brasileños se preparaban para tirarla, y el árbitro colocaba la barrera, uno de los zaireños que formaban parte de la misma se fue hacia el balón como un poseso y le pegó un patadón de cuidado al esférico… ante la sorpresa de todos. El colegiado, claro, le sacó tarjeta, aunque él se la protestó con ahínco… Es uno de los secretos de los mundiales; ¿en qué estaría pensando este tío?



En España 82 también sucedió uno de los momentos más surrealistas de esta competición. Durante el partido Francia-Kuwait, y tras lograr un gol el equipo francés, irrumpió en el terreno de juego, ¡un jeque kuwaití, presidente de la Federación, que le exigió al colegiado que anulase el gol!Pero, es que además, ¡el árbitro le dio la razón y lo anuló! A pesar de todo, Francia ganó 4 a 1.




Leer más...